Membibre

risotto-membibre-FEATURED

No podemos decir suficientes cosas buenas sobre Membibre. Así para empezar. Queda muy claro que nos gustó mucho muchísimo, ¿no? La alta calidad de los ingredientes, sus sabores intensos y un servicio extremadamente amable son los motivos. Membibre se ha metido de lleno en nuestra lista de favoritos del barrio de Chamberí.

membibre-bar

El restaurante:

Está dividido en tres partes. La de la barra, otra que está entremedias de ésta y el salón y el salón propiamente dicho. ¡Ah! Advertimos que la carta varía según el sitio donde te sientes. Por si hacéis reserva, que sepáis dónde queréis hacerla.

Nosotros escogimos la parte intermedia, que tenemos que confesar que superó nuestras expectativas con creces. Las mesas son altas, pero en lugar de los típicos taburetes tienen bancos largos y acolchados.

Nos gustó mucho, además, la decoración rústica y que haya diferentes opciones más formales y más informales. Detalle que hay en otros sitios, como en el italiano Mercato Ballaró que tanto nos gusta.

Lo que probamos:

empanada-membibreEsta empanada de carne fue el aperitivo. Con el hojaldre crujiente y el interior suave. Fue un bocado perfecto para acompañar la copa de vino rojo que el camarero nos recomendó.

A la hora de pedir casi siempre somos bastantes indecisos, así es que encontrar un camarero amable y que le guste recomendar y explicar esto o aquello nos hace literalmente felices. En Membibre lo encontramos. ¡Encantados estuvimos toda la comida!

Gambas a la sartén

gambas-membibre2

Empezamos con unas gambas al ajillo. Clasicazo que bordaron. Porque con las gambas al ajillo te puede pasar que haya que buscarlas entre el aceite por pequeñas que son y que las hagan demasiado. Ni una cosa ni la otra pasó esta vez.

Ni qué decir tienen que mojamos el pan en el aceite hasta que se terminó el pan y el aceite 😉

Risotto negro de calamares

risotto-membibre

Compartimos luego este risotto negro de calamares. Olimos el parmesano incluso antes de que llegase el plato a la mesa, jajaja. Estaba tan cremoso como se espera de un risotto. El arroz, justo en su punto y los calamares, ricos pero un poco escasos.

Albóndiga de rabo de toro con puré de patata ahumada

albondiga-membibre

No sabemos si las albóndigas de rabo de toro es la nueva moda, porque ya las hemos visto en varias cartas, pero si lo son es para APUNTARSE. Se trata de la carne tiernísima y potente de sabor de la receta de rabo de toro de siempre hecha una bola y frita, lo que añade el crujiente. Mmmm… La sirven sobre una crema de patata con bien de mantequilla. Mmmm… En serio, ¡MUY TOP!

Pulpo en brasa de encina

pulpo-membibre

Por último compartimos pulpo a la brasa. ¡Muy bueno! El sabor ahumado del pulpo y trocitos de patatas con pimentón, junto con las láminas de sal y la cebolla frita hacían un plato REDONDO.

Texturas de chocolate 

texturas-chocolate-membibre

Fue un postre bastante divertido. Por las diferentes formas, tamaños, texturas y, por supuesto, sabores: Un volcán de chocolate, trozos de chocolate blanco, bolas de malta, cacahuetes cubiertos de chocolate, una mini tarta de bizcocho de chocolate, helado de chocolate con leche y coulis de frambuesa. (!!!)

vistazo membibre

¿Dónde está?

¡Encuentra en nuestro Mapa Fooding  más sitios ricos para comer en Madrid!


RELATED POST

Deja un comentario

Copyright © 2016 · All Rights Reserved · Fooding Madrid

A %d blogueros les gusta esto: