READING

90 Grados

90 Grados

micuit de pato en 90 grados

90 Grados es un restaurante para cualquier ocasión y cualquier momento. ¿Por qué? Porque tiene un restaurante, una zona privada y una terraza, que está abierta en todas las estaciones y que se abre o cierra según el frío o el calor. Porque la cocina está abierta de manera ininterrumpida de 12:00 a 2:00. Y porque la coctelería de la terraza puede redondear un plan de cena y copa(ssss) en un mismo local.

Además, tiene menú del día y los domingos sirven brunch.

El restaurante:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo que probamos:

Pan, aceite y sal

Pan como aceite en restaurante 90 grados

Somos muy, muy fan del pan con aceite. Así es que, cuando después de pedir, aparece la camarera con un platillo -o llámalo como quieras- y una botella de aceite, acompañado de sal gorda y una cesta de pan -muy crujiente- se te pone una sonrisa de oreja a oreja y un pensamiento de “esto empieza muy bien”.

A 90 grados fuimos las dos mitades de Fooding Madrid -la típica reunión de trabajo, ya sabéis 😉 -. Y como a ambas nos encanta que, quienes saben, nos aconsejen, pedimos recomendación a los camareros, que eran muy amables y que estaban siempre atentos. Nos comentaron que el Tomahawk de Ternera es uno de los platos estrellas, pero se trata de aproximadamente un kilo y medio de carne. Como nuestra intención era probar diferentes platos, lo desechamos. Y optamos por varios entrantes y un plato principal para compartir.

Lingote de micuit de pato

Lingote de micuti de pato en restaurante 90 grados

Gente, que os guste el micuit de pato, ni lo dudéis. ¡Es simplemente espectacular! Desde que lo traen a la mesa, por esa presentación tan atractiva -de color dorado y sobre un plato de espejo-, hasta que lo pruebas. Se trata de un trozo -bastante generoso- de micuit de pato recubierto de polvo de oro y sobre un plato de espejo con trocitos de pistacho. Viene, además, acompañado con una mermelada de violetas y unas tortitas con unos trazos de vinagre balsámico.

Nos sorprendió, mucho, la mermelada de violetas, que endulzaba el bocado y lo transformaba por completo. ¡Gran descubrimiento!.

Pecera de ceviche

Muy bonita la presentación en esa especie de pecera con forma de porrón. Era una mezcla de color muy actractivo, con el rosa de los pulpitos. el amarillo del maíz, el verde de la lima, la lechuga y el cilantro y el azul de la patata. Sí, patata, y sí, azul. Creemos que aportaba más color que gusto, pero no restaba.

El punto del cítrico era el adecuado y los pulpitos también estaban en su punto. Quizás sobraba un poco la lechuga, cortada en juliana.

Láminas de pulpo a la parrilla

selección de tartas en restaurante 90 grados

Hubo una mitad de Fooding Madrid, no diremos cuál ;), que le dió la estrella Fooding. Por la textura del pulpo, que era el perfecto, porque las láminas tenían el grosor justo y por ese sabor a parrilla delicioso. Venía acompañado de una emulsión de patata y pimentón bastante rica, aunque igual demasiado densa, y por láminas de sal. En una palabra, ¡Increíble!

Tartar de atún 3 gustos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Más que un plato es un juego. Cada uno de estos tres mini-tartar estaba coronado por esferificaciones de distinto tipo. Uno, de huevas de pescado, otra de zumo de yuzu japonés y el último, de perlas de la pasión. El sabor tan diferente, de salado, a dulce pasando por cítrico de cada uno de los bocados y la explosión en la boca de las escerificaciones, también de distinto tamaño, hacen de este plato un juego divertido. ¿Recordáis lo que siempre decimos de Food y Feeling? Pues eso, éste tartar de atún 3 gustos es muy Fooding.

Selección de tartas

Selección de tartas en 90 grados

Después de los cuatro platos anteriores, llegamos al momento final de la comida bastante llenas. Bastante… Le dijimos a la camarera que no sabíamos si podíamos tomar ya postre y nos ofreció la posibilidad de tomar una selección pequeña de tartas. Una de chocolate, otra de zanahora y otra de queso. Sólo una cosa que decir, agradecimos a la camarera que nos hubiese animado a tomar postre. ¡Realmente buenas! No nos pusimos de acuerdo en cuál era la mejor porque una dijo que la de zanahoria y la otra que la de chocolate. En cualquier caso, más que recomendables.

Cócteles: Frozen daikiri de fresa y Blue demon

cócteles en 90 grados

Para coronar esta peculiar ‘reunión de trabajo’ tomamos dos cócteles. El rojo es un ‘Frozen daikiri’ de fresa y el azul verdoso, un Blue Demon. El Frozen daikiri de fresa lleva ron -éste llevaba poquito porque así lo pedimos-, sirpoe de goma y fresa. El Blue Demon tenía vodka -también llevaba poco alcohol aunque se notaba bastante más-, curaçao azul, sirope de manzana, zumo de lima e hierbabuena

De nuevo seguimos la recomendación de la camarera y, de nuevo, acertamos.

de-un-vistazo-90-grados

¡Encuentra en nuestro Mapa Fooding  más sitios ricos para comer en Madrid!


RELATED POST

Deja un comentario

Copyright © 2016 · All Rights Reserved · Fooding Madrid

A %d blogueros les gusta esto: