READING

Mamá Framboise

Mamá Framboise

El viernes fuimos a tomar un desayuno reposado, de esos que duran una hora, en uno de los sitios que tenía apuntados en mi lista de pendientes. Y, por fin, después de varios intentos fallidos, lo conseguí. Se trata de Mamá Framboise.

Cafetería Mamá Framboise

Situada en el animado barrio de Alonso Martínez, esta boulangerie-pattiserie es un buen lugar para desayunar antes de visitar algunas de las bonitas tienditas que hay en el barrio y/o también para tomar un café después de comer o incluso almorzar.

Será por eso que siempre está tan lleno y que me costó varios intentos antes de por fin conseguirlo. Una vez nos tocó esperar un ratazo -si no hay sitio la gente pregunta a alguno de los camereros, que te dicen más o menos cuánto puede ser el tiempo de espera antes de apuntar tu nombre en la lista- y desistí. Otra vez, ya desde la puerta, vi que conseguir una mesa era simplemente misión imposible. Y otra entré, fui a por unas sillas que estaban libres pero… otra persona las cogió en el último momento… Por sólo dos segundos…

El viernes, ya por fin, conseguí un sitio. ¡Aleluya! Fui con otra persona y yo opté por un café con leche e hielo y un crujientísimo croissant de mantequilla. Mi acompañante prefirió un croissant con jamón cocido y queso y una infusión caliente.

croissant y café en Mamá Framboise

Ambos coincidimos en lo bonita que era la vajilla, con un aire a antiguo, y las mesas de madera vieja. Se notaba que los detalles estaban muy cuidados y hacen que el ambiente fuese muy agradable. Tiene, además, prensa variada -periódicos de información general, deportiva, revistas de moda…-, que invita a pasar allí un buen rato.. ¡Y eso en Fooding Madrid nos encanta!

También pedimos un tarta de zanahoria (para compartir, eso sí). Y sí, es pequeña, pero os aseguro que no nos quedó espacio para un bocado más. Está tan cremosa y sabrosa que, definitivamente, esos cuatro euros te pueden alegrar el día completo.

Tarta de zanahoria de Mamá Framboise

Esta porción tan colorida, con un naranja y verde intenso que la hacen muy apetitosa sólo con mirarla, tiene una base deliciosa y esponjosa de bizcocho de zanahoria coronado por una mousse de zanahoria, que es muchísimo más que una mousse convencional, y por crumble de chocolate.

Para evitaros lo que me pasó a mí, eso de ir en varias ocasiones y no encontrar sitio libre, os recomiendo no ir en fin de semana con la intención de sentarse en una mesa, pero es buena idea pedir algo para llevar y disfrutar de este bocado excelso en un banco de, por ejemplo, la Plaza de las Salesas, que está a apenas 100 metros.

Y si no, siempre tendremos la oportunidad de volver otro viernes por la mañana para disfrutar de otro café reposado.


 DEunVistazoMamaFramboise

 

Encuentra más sitios para comer en Madrid en nuestro mapa Fooding.


RELATED POST

  1. […] es éste un local ideado para tomar un café reposado durante un buen rato, como su vecina Mamá Framboise, pero sí hay unos cuantos taburetes para beber un café o un té mientras degustas uno de sus […]

  2. […] it’s not the perfect place to take a long coffee break, like it’s neighbour, Mamá Framboise, there are still some stools where you can enjoy a coffee or tea while savouring one of their […]

  3. […] fijándote en las fachadas. Así, deambulando un día por el Barrio de Justicia, de camino a Mamá Framboise, descubrí una que me encantó. Está, o estaba, en la intersección entre la calle Campoamor y […]

Deja un comentario

INSTAGRAM
FOODING MADRID

Copyright © 2016 · All Rights Reserved · Fooding Madrid

A %d blogueros les gusta esto: